viernes, 3 de abril de 2009

Arthur Schopenhauer


Nadie es realmente digno de envidia.

La persona prudente es aquella que no se deja engañar por la aparente estabilidad y prevé además la dirección que tomará desde el inicio el cambio.

¿Qué es lo que hace al filósofo? El coraje de no reservarse en el corazón ninguna pregunta.

La semejanza entre el genio y el demente es que viven en un mundo diferente del que está presente para todos.

Lo que la gente llama comúnmente el destino son casi siempre sólo sus propias imbecilidades.

Para quien ve dentro de sí un valor mayor que fuera de sí y se da cuenta de que el conocer es mucho más agradable que el querer, su sabiduría vital consiste en reducir las necesidades, para ampliar la libertad, y contentarse así con lo menos posible.

Hay que elegir entre la soledad o la vulgaridad.

Lo que uno tiene por sí mismo, lo que le acompaña en la soledad sin que nadie se lo pueda dar o quitar, esto es mucho más importante que todo lo que posee o lo que es a los ojos de otros.

Quien no ama la soledad, tampoco ama la libertad; cuando uno no está solo y no tiene tranquilidad, no es libre.


Arthur Schopenhauer, El mundo como voluntad y representación.

10 comentarios:

eva luciérnagas y zarzamora dijo...

Vaya, vaya. el Schopen.Me tocaste el punto.Tres temas me interesan en él, el amor, la muerte y su misoginia. Siempre pensé con tristeza, que era una pena, que alguien como él nos tuviese tanta tirria. . La Rochefoucauld, hablô del amor como un espectro, una sombra invisible, de la que todos hablan sin haber visto.El mismîsimo Lichtenberg, en su "Ensayo sobre el poder del amor" ya negô dicho sentimiento pues no era conforme a la naturaleza humana, dado que, yendo en contra del sentimiento propio de nuestra esencia, se plasmaba en el arte como mero capricho, despojado de voluntad.No habiendo en verdad, segùn él,arte cabal ninguno, solo cabîa negarlo.
En el caso del polaco, tras la parentela que le tocô sufrir, una madre castradora y listilla, y un padre que acabô suicidàndose. El hecho de nacer un año después de la Revoluciôn y aguantar las andanzas de Napoleôn,tampoco aliviaron su caso. Se hallô cabalgando entre dos siglos, navegando en ideas ilustradas que fenecîan y el despertar de los nacionalismos, y el toque romàntico que despuntaba. Tal vez por ello, el anàlisis del concepto cobrarîa, para él un cariz,con amagos de Nirvana( en ningûn caso budista...)Idealista al estilo de Kant, amigo de Goethe, y polîglota por imposiciôn, no pudo sino abandonar la vîa que le trazaron y crearse una propia.
El hecho de competir con Hegel, le restô estudiantes. Su paso por Venecia,y su frustraciôn de no encontrarse allî con un tal Byron, sino con el rechazo del amor de la mujer de su vida, lo desencantô de por siempre de la literatura, del amor y de las mujeres.
Su pasiôn por un tal Baltasar Graciàn,le llevô a escribir sus mejores éxitos. De él aprenderîa a mofarse de todo lo divino y humano de manera sarcàstica y umbrîa y a aprehender el significado de la libertad.
Sôlo el arte, la ciencia, y la moral (ciencia, que inspirase a Baroja en su ârbol)eran capaces de aliviar el peso de la angustia vital, aunque tan solo a través de la voluntad y la aniquilaciôn del cuerpo alcanzando la supremacîa del espîritu, se lograse la liberaciôn del ser.
La obra que citas, de la que extragiste las frases que elegiste, encierra la tesis central de su filosofîa : el mundo es una representaciôn, en el que ser y parecer son idénticos.Nuestra representaciôn no es màs que quimera. Solo el espacio, el tiempo y la causalidad, pueden transformarlo.
Cuando identificamos el yo, (como fenômeno y apariencia)cuerpo y espectro dentro de una unidad, aparece la voluntad, y su realidad: el sufrimiento. Solo la compasiôn ( arte) puede liberarnos de cadenas tales.
Nietzche se inspirarîa en él, hasta alcanzar el vômito engendrado en la nàusea,sin encontrar màs respuesta que el vacîo.
Concluyo por hoy, con una frase del filôsofo en cuestiôn " El mundo es un campo de batalla, en el que los seres estàn sometidos a una lucha tenaz y permanente para su destrucciôn y a la vez para la defensa de su existencia" mientras pienso sin querer que el mundo es una "Jaurîa humana" (Penn, Foote), en el que, por suerte, siempre nos queda alguien: nosotros mismos.

Ya regreso, en otro ratîn, pues sobre este señor aûn me queda mucho por decir...

Un beso y un abrazo, por pensar en Arthur.

Elvira dijo...

Buenísimas todas las frases seleccionadas, querido Francisco. Si me tuviera que quedar sólo con una, quizás escogería ésta:

"¿Qué es lo que hace al filósofo? El coraje de no reservarse en el corazón ninguna pregunta."

Besos

Adela Mizrahi dijo...

Sin duda me interesaron todas las frases. Ninguna como la que habla de la soleda. Vivimos en un mundo temerosa de ella, sin entender su gran valor, que es ser libre. Porque si no puedes estar bien sin nadie, no eres libre.
Recién abrí mi blog, y he estado leyendo algunos otros. Te digo, me gusto realmente el tuyo!. Tu pagina es enriquecedora.
Besos y espero ansiosa si pasas por mi pagina, escuchar tu comentario.

Susy dijo...

Me trajo hasta aquí Celine, y me encuentro con SCHOPENHAUER y otros muchos más, de mi interés.

Gracias y saludos.

s a n d r a dijo...

La soledad es una amputación no visible, pero tan eficaz como si te arrancaran la vista y el oído y así, aislada de todas las sensaciones exteriores, de todos los puntos de referencia, y sólo con el tacto y la memoria, tuvieras que reconstruir el mundo, el mundo que has de habitar y que te habita. ¿Qué había en esto de literario, qué había de divertido? ¿Por qué nos gustaba tanto?

LA SOLEDAD ERA ESTO - Juan José Millás -

Un p e t ó

eva luciérnagas y zarzamora dijo...

Te dedico mi prôximo post...
y esta vez, léeme, de verdad, pues es para contestarte a todo lo que te envîo, y lees, tan solo entre lîneas...
Eva

Alicia dijo...

Triste es darse cuenta, o recordarse a uno mismo, cuánta razón tiene este maldito particularmente suyo. O ¿debería alegrarme de saber que lo se? No se.

(Lo que sí me alegra de veras es volver aquí y comprobar que todo sigue igual de limpio)

Un saludo,
Alicia

Anónimo dijo...

Me gusta tu guiño a Céline, me gustan tus referencias y las prolongaciones que haces de ellas. Mediante un salto de pértiga he llegado aquí y no sabes cómo me alegra haberte encontrado.
Enhorabuena,
Mavi

Luis dijo...

Palabras sabias en especial en una época de crisis, creo que si hubiera seguido alguno de estos consejos estaría bastante más tranquilo pero siempre es el tiempo correcto para aprender.
Un abrazo
unaimagenpalabrasmil.blogspot.com

L.N.J. dijo...

La primera frase, me alivia...

... saludos.