sábado, 31 de enero de 2009

Georg-Christoph Lichtenberg



Todo es igual así mismo, cada parte representa a todo. A veces he visto mi vida entera en una hora.


Esfuérzate por no estar debajo de tu época.

Ya he observado varias veces que la gente con una profesión suele ignorar lo mejor.

Cuatro diputados orinan contra un carruaje, el carruaje parte y los cuatro siguen orinándose unos a otros.

Si quisiéramos empezar a hacer solamente lo necesario, millones de personas se morirían de hambre en el mundo.


Un reloj que al dar un cuarto, dijera siempre a su propietario: tú..., al dar la media: tú eres..., los tres cuartos: tú eres un..., y al dar la hora: tú eres un hombre.

Tan demencial como la impresión que ha de llevarse el cangrejo al ver a los hombres caminar hacia delante.

Todo no puede funcionar a la perfección en el mundo, pues a los hombres aún hay que gobernarlos con engaño.

No quiero hacerte sombra, animalito (era una araña), el sol es tan tuyo como mío.

No te dejes contagiar, no des como tuya ninguna opinión ajena antes de ver si se adecua a tí; mejor opinar tú mismo.

Los niños y los locos dicen la verdad, suele afirmarse. Me gustaría que toda cabeza sensata que se interesara por la sátira tuviera en cuenta que el mejor autor satírico tiene siempre algo de ambos.

La gente que nunca tiene tiempo es la que menos cosas hace.

El bienestar de muchos países se deciden por mayoría de votos, pese a que todo el mundo reconoce que hay más gente mala que buena.

Toda nuestra historia no es más que la historia del hombre despierto; en la historia del hombre dormido aún no ha pensado nadie.

Buscamos en la lejanía causas que suelen estar muy cerca, en nosotros mismos.

-¿Qué lleva usted aqui?
-Una brújula para viajar por el mundo.
-¿Cómo, en una bolsa?
-Sí, hay cincuenta luises de oro en moneda contante y letras de cambio por varios miles más.

A decir verdad, no sé por que este hombre continúa viviendo en el mundo. No le permiten llevar a un grado mayor de perfección ninguno de los atributos que ahora posee; cualquiera de ellos acabaría con él en el patíbulo.

Establecer una comparación entre lo que se piensa y lo que se dice. Uno puede decir, sin por ello temer que lo azoten, que la mitad de la población recibiría azotainas si dijera públicamente lo que piensa. Y, sin embargo, el hombre es lo que piensa y no lo que dice. Dos personas que intercambien cumplidos andarían a la greña si supieran lo que una piensa de la otra.

Es muy peligroso, dice Voltaire, tener razón en cosas en que no la ha tenido gente importante.



Georg-Christoph Lichtenberg (1742- 1799)

7 comentarios:

s a n d r a dijo...

"En el mundo hay cosas que es mejor no saber"
Teniente Mamiya en Crónica del pájaro que da cuerda al mundo

Me fascinó la visión de la REALIDAD. Seguiré con Tokio Blues y After Dark, por supuesto (gracias). Ahora estoy con El niño de Arena.

Bon diumenge

entrenomadas dijo...

Me lo quedo todo, todo, pero todo.

Un abrazo,

M

Odi Noyola dijo...

^-^♣ "Todo es igual así mismo, cada parte representa a todo. A veces he visto mi vida entera en una..." hoja :P {por decir algo de la naturaleza}. Esta muuuy interesante! tu perfil y todo el blog. Lamentable, para mi, ke no pude leerlo completo. Luego lo termino. ¡Pasala bien! ♣^-^

eva luciérnagas y zarzamora dijo...

Todos estos alemanes, me superan. Debe de ser mi lado judîo, el que lee tan solo a los indispensables (alemanes). Por desgracia, he leîdo tantos, buscando razones,como tantos otros,judîos( me refiero). Con lo cual, me perdono.

Puta mierda, en estos casos,me suelo decir, en esto de caer en el lado de los alemanes... pero es lo que hay.

Reconozco, que cuando entré aquî, lo primero que pensé fue: "Con la "Iglesia anti proselitista" hemos topado, Sancha Eva"

Tu tratamiento del tema en la primera frase, me hizo acabar de leerte,por curiosidad, por saber si ese españolito de marras, sabiondillo,y pedantôn, (como yo misma lo soy, cuando me arrebato y reinvidico), se parô a pensar,diciéndose,que, de todas formas sino me interesaba,lo que colgaban, pues que iba asicomo vine...
Me sorprendiste, y por eso, entre otras cosas, ahora tienes/y tendràs que asumirme, hasta que dejes de escribir, y/o , yo, de cansarme y tù de leerme.

Este hombre, Lichtenberg , al que cuelgas, me hizo escuchar a Mendelsshon,(regresar a Shakespeare y Mozart, paseàndome entre luciérnagas tales como, Lindsay Kemp, a quien conocî, durante su representaciôn tras la Transiciôn, con Rodoreda y con quien en su tropa casi me enrolé, ante los ojos llorosos de mi padre, tras abandonar tal empeño...)
Entre "Sueños de una noche de verano",y Papageno e Papagena,y Faustos (de Goethe)me esforcé, siempre, por sobrepasar mi época aunque fuese de manera gestual, pues teatralmente, me jodieron el intento.

Menuda mezcla, andas pensando, y sî,es la mîa, un entremesijo con mucho lîo de por medio. Tanto, que a veces, me cuesta ponerle orden.

Ahora, voy a tomar las frases que enumeraste en tu blog como un test, tipo reality literatura, que tanto estàn de moda y voy a responderte segùn aparecen :)) pues las alîneas asî, sin citar y sin ton ni son, con lo cual, me adentro en un juego, que me invento, siguiéndo esa enumeraciôn innumerada...

1-Yo, no. Nunca vi desfilar mi vida, o si, ahora que recuerdo, en Bye, bye, love, linda peli...

2-Lo intento, pero no es fàcil.
Ademàs, quizà eso sea mentira, pues Kafka superô esa mediocridad, como buen judîo que era, y le dieron fuerte...

3-Nunca consideré que mi profesiôn, fuera mi todo,por culpa de Kafka,( -reincidente, ya sé, pero es lo que hay-) Esquivo,mi rutina profesional, tanto cuanto puedo, y me evado las màs de las veces, de ese universo, que solo es una parte de mî.

5-Me lo planteo, pero por estos tiempos recios, doy de comer a los mîos, y no doy de màs.

6-Nunca llevo reloj. El tiempo, nunca me detuvo.

7-Dar pasos atràs, y servirse de la memoria, a veces, las màs, es necesario. Transmisiôn, lo llamo, yo, pues peleo contra el olvido voluntario...

8- El engaño, ya sé qué es, y qué disfraz se gasta.
Y si ahora jugamos a contar verdades, tra la ra...?

9- Menos mal. Te lo agradezco, pero como pelirroja, te lo dejo para ti solo, prefiero inspirarme en la oscuridad y en las sombras.

10- Nunca presté mis ideas, un sujetador, un collar... eso sî.

11- Soy alérgica a todo. Por eso me gusta mi lado infantil y loco y siempre llevo el espray de ventolina en el bolso, por si acaso.

12- Por eso te leî, porque en eso, estamos de acuerdo.

13- Esta frase, hoy la hubiese escrito un tal Perigrullo.

14- Yo nunca duermo, y las voces que me hablan,con acentos noctàmbulos.
Dônde las clasificamos?

15- Sî, eso es cierto, màs cerca de mî, solo estoy yo, ya sea sola/a.

16- Como dijo Otero,siglo después, mejor irse a la India "para orientarse un poco"

Conclusiôn: a pesar de las épocas, si no te dejan ser quien eres, te suicidan, polîtica, intelectual o personalmente hablando, con lo cual, si eres perfecto, o te crees que lo eres, o lo fuiste, te jodiste; y en esos casos, sin juicio, ni tribunal, te condenan.

Siempre odié las comparaciones, pero es lo que hay escrito.




No obstante, F. Machuca, encuentro, aquî, tu punto de encuentro,en esto del desdoblamiento,precisamente en esta frase final, que te traiciona:

"Y, sin embargo, el hombre es lo que piensa y no lo que dice. Dos personas que intercambien cumplidos andarían a la greña si supieran lo que una piensa de la otra"...


Y uno màs pal lote, Lichtenberg...

Gracias en todo caso, por dejarme reelerlo asî, en deliriums tremens, y por tu paciencia.

Un beso y un abrazo.
E.M.

eva luciérnagas y zarzamora dijo...

Gracias por publicar mis delirios tremens, que me atrevo a soltar tan solo aquî... y que sabîa que sôlo un loco como tù, acabarîa por publicar en su blog.
Antes de que me pidas la 4) (que se me pasô): Aquî va: " Esta frase me hace volver al siglo XX, a una canciôn de Brel: "Les Bourgeois" y a un amiguete, que cuando empezô sus estudios de cirugîa, tras haberle hecho la autopsia a uno, se metiô el pililîn en la bragueta del pantalôn, y lo mostrô en el autobùs. Tras las miradas atônitas, del vecindario autobosil, lo tirô por la ventana...
Real como la vida misma... difîcil inventar algo asî.

Por cierto, vi tu entrada sobre el Hich en tu otro blog, ( me llevas de pena con esto de tus dobles) Te pido tiempo, pues en eso, tengo cierto renombre, y mejor no te mando, sino algo digno de ti. ( y de mî, de paso)

Por cierto, ven a leer el ùltimo texto que colgué en el blog,(sin leer comentarios, antes... y me dices ahî o a mî. "evamric@gmail.com"
Besos y un abrazo enorme, pirata.

P.S. Pronto se me acaba esto del buceo, pues vuelvo al curro...

eva luciérnagas y zarzamora dijo...

Solo es por cuestiôn de tener una lectura sobre el lector "macho" como definiera Cortazar, por lo demàs, este comentario, puedes suprimirlo...
Bs

eva luciérnagas y zarzamora dijo...

."Si los lee con detenimiento verás que parecen que estén justificándose así mismos más que ampliar el marco de visión hacia una sociedad decadente y corrompida por todos los flancos".

Machuca, leî tu comentario, y ahora, en este espacio, que siempre me pareciô, mucho màs acogedor, te contesto. Me gustarîa, que leyeses, con màs detenimiento, el comentario que te dejé... y luego, si quieres, conversamos.
Antes de meterme en este mundillo universitario, aprendî, como tù, a sacarle a una grabadora, todo el jugo, a mal comer, y por eso, hoy, sigo sin casarme con nadie..
Te aprecio, mucho, pero que mucho, porque eres como todos aquellos locos cuerdos que me rodean, y espero que desde el àmbito, en el cual, cada uno nos encontremos, hoy, sigamos pensando de la misma manera, y tambaleando cimientos.

Un beso grande, tan grande, como tù. Yo siento, a pesar de tener una posiciôn envidiable hoy dîa, exactamente como tù.
Ni esperanzas ni putas leches, si quieren que fabrique esperanzas, que me digan donde està la vaca "ideal" que ni me reprima, ni me ponga tantas trabas, por ser como soy, y decir las cosas como las pienso, en cualquier esfera en la que me encuentre. Si supieras, como me joden la vida, por decir lo que me pasa por la azotea, te caerîas de tus aposentos, pues no quiero ser vulgar.
Otro beso, corazôn.