sábado, 11 de septiembre de 2010

Paul Valéry



Hijo mío, lo educaré muy mal pues soy incapaz de darle preceptos que no comprendo.

Mi vida no tiene nada de extraordinario. Pero mi manera de pensar en ella la transforma.
¡Qué difícil es pensar sin suspirar!

No desprecio a los hombres. Muy al contrario, sino al Hombre. Esa bestia que yo no habría inventado.

Soy extremadamente sociable e infinitamente solitario.

El amor consiste en sentir que le hemos cedido al otro, a pesar de uno mismo, lo que no era sino para uno mismo.

La vida como fenómeno necesario. ¿Cómo ha podido este mundo hacer necesaria la vida? ¿Qué puede necesitar la vida?

El despertar comienza como otro sueño.

Ser consciente es relacionar en cada instante lo que pensamos o hacemos con lo que podríamos pensar o hacer.

¿Qué y cuánto de lo que no pensamos influye en lo que pensamos?

Es lo que llevo de desconocido en mí mismo lo que me hace ser yo.

La amistad, el amor, es poder ser débiles juntos.

El amor es un sucedáneo de un conocimiento que no podemos alcanzar y reemplazar una posesión por un espasmo. Pero ese relámpago no ilumina nada.

El problema más importante es aquel que puede ser resuelto.

Si no llego a otra cosa, al menos sabré lo que hay que dejar de lado.

Es raro que uno se haga reír cuando está solo.

La inteligencia es sólo la elección entre recuerdos.

El hombre olvida perpetuamente esto-su memoria. La memoria es lo que olvidamos más fácilmente del mundo.

La memoria es el porvenir del pasado.

La única cosa continua es la noción del presente.

El tiempo, distancia interior.

¿Qué es un tonto?-Quizá no sea más que una mente poco exigente. Quien se contenta con poco, es poco.

Hay que entrar en uno mismo armado hasta los dientes.

Lo que ha arruinado a los "conservadores" es la mala elección de las cosas que deben conservarse.

Paul Valéry, Cuadernos (1894-1945)

5 comentarios:

Princesa115 dijo...

La verdad es que son reflexiones para ponerse a pensar y no un instante, sino bastante tiempo.
Me pasaré de nuevo y releeré porque creo que lleva mensaje que debemos aplicar.

Saluditos gaditanos

Marcos Callau dijo...

Cuántas verdades juntas. Estoy deauerdo con Princesa 115, son reflexiones que invitan a reflexionar mucho tiempo. Me quedo con las definiciones del amor.

mi nombre es alma dijo...

Reir cuando uno esta solo es uno de los ejercicios más gratificantes que existe y no es ningún síntoma de locura como puedan pensar algunos.

Inés González dijo...

Magníficos estos apuntes de Valéry, no sólo para pensar y reflexionar, también para adentrarse en su corazón y forma de mirar y comprometerse con la vida.
Gracias por compartirlos.
Un saludo.

María dijo...

Interesante tu blog, si me permites, me quedaré por aquí.

Saludos.