domingo, 13 de enero de 2008

E. M. Cioran



¿Como pasaron tus horas? El recuerdo de un gesto, la impronta de una pasión, el fulgor de una aventura, una hermosa y fugitiva demencia - no hay nada de esto en tu pasado; ningún delirio lleva tu nombre, ningún vicio te honra -. Has pasado sin dejar huella; pero, ¿cuál fue tu sueño?

...no molestarlos en su vida que bulle de eexpectativas Bajo ningún concepto hay que despertarlos. Ellos no sabrán nunca lo caro que paga la singularidad de su destino. Dejad dormir al hombre.


E.M.Cioran


9 comentarios:

Blanca Vázquez dijo...

Como me gustan estos párrafos sacados de su caja. Que hermosas palabras, que biblia de la vida. Que escritores, cuanto se les echa de menos en este mundo editorial de catedrales!

Gracias por esas palabras que me dejan muda.

fmop dijo...

Cioran, el gran pensador lúcido y contradictorio, que predicó toda una filosofía nunca llevada a la práctica: ni se suicidó ni dejó de publicar.

nancicomansi dijo...

Escepticismo crudo para estómagos poco delicados...ambrosia amarga para paladares refinados, sin embargo...

Belle de jour dijo...

me gustoo

Pequeño Shopenhauer dijo...

La Dolce Vita, Los 400 golpes..

¿Entendió usted el final de Los 400golpes? Me apena decirlo, pero yo no.

Aunque eso sí,le encontré un tinte erótico...

luis dijo...

Los comentarios que te han dejado no tienen desperdicio, son geniales y yo también coincido con Blanca y Elena, LLEVO AÑOS HARTO DE CATEDRALES, CÓDIGOS Y CÓDICES, MASONES Y CRUZADOSSSSSSSSSS, ORDENES SECRETAS Y SECTAS, HARTO, MUY HARTO.
Perdona por el enfado...es broma...pero a la vez cierto, a mi también me gustan los malditos, la litaratura que trasciende, que te cuestiona tu propia identidad, tú lugar en este mundo...

En fín te dejo en tu biblioteca repleta de libros a la luz de la vela....y no deseperes que somos muchos los que creemos que los clásicos son imprescindibles para entender este mundo.

Saludos

Adriana Lara dijo...

Te aseguro que Rimbaud te sigue acompañando...
(¿llevas aún tu librito? yo sí sigo llevando el mío...)

Alicia dijo...

Nosotros nos parapetamos detrás de nuestro rostro: al loco le traiciona el suyo. El se ofrece, se denuncia a los demás. Habiendo perdido su máscara, muestra su angustia, se la impone al primero que llega, exhibe sus enigmas. Tanta indiscreción irrita. Es normal que se les espose y se les aísle.

E. Cioran

Magnifico Cioran, nuestro loco Cioran, el que nos deja sin aire, siempre.
Gracias por este Blog, da gusto viajar al fin de la noche acompañada de tan distinguidos personajes (protagonistas de post y comentaristas)
Espero ansiosa la próxima actualización.

eva luciérnagas y zarzamora dijo...

Este siempre fue uno de los que siempre me cuestioné. Mi lado judîo, sin duda. Me gusta su escritura, pero sus ideas, aùn merecen, que me cuestione muchos de sus escritos...

Te beso,
Eva